Reforma de jardín y terrazas exteriores en Boadilla

En nuestra labor en Boadilla, hemos ejecutado un proyecto de remodelación de piscinas que ha revitalizado el entorno para nuestro cliente. Mediante nuestra experiencia y compromiso, hemos logrado crear un espacio acuático estético y funcional que ahora es el epicentro de su residencia o área de entretenimiento.

Durante esta intervención, hemos realizado una transformación significativa en el revestimiento del suelo de la piscina. Implementamos mejoras y reforzamos la estructura existente, asegurando una base robusta y perdurable. Asimismo, hemos seleccionado con precisión baldosas de alta calidad, específicamente diseñadas para áreas exteriores. Este material no solo proporciona un aspecto atractivo y sofisticado, sino que también asegura una superficie resistente y duradera, ideal para el disfrute continuo de la piscina a lo largo del tiempo.

Embaldosado porcelánico en jardín y terrazas

Antes de comenzar

Una vez finalizado

1. Quitado de césped artificial y picado de pavimento existente


El trabajo consistió en dos etapas principales: la eliminación del césped artificial y el picado del pavimento existente.

  1. Eliminación del césped artificial: Se llevó a cabo la retirada del césped artificial existente en el área designada. Esto implicó la eliminación cuidadosa de las capas de césped artificial y la limpieza del terreno para prepararlo para la siguiente fase del proyecto.
  2. Picado del pavimento existente: Se procedió al picado del pavimento existente, que podría haber sido hormigón, baldosas u otro material utilizado como base para el césped artificial. Este proceso implica el uso de maquinaria especializada para romper y retirar el pavimento de manera eficiente y segura.

2. Colocación de aislante en terraza con tela asfáltica


La colocación de aislante en una terraza es un proceso importante para mejorar la eficiencia energética y proteger la estructura del edificio. Aquí se describe el proceso general para la colocación de aislante en una terraza:

  1. Preparación del área: Antes de comenzar la instalación del aislante, es importante preparar la superficie de la terraza. Esto implica limpiar la superficie de cualquier suciedad, escombros o materiales sueltos. También se deben reparar cualquier grieta o irregularidad en la superficie.
  2. Selección del aislante adecuado: Se debe seleccionar el tipo de aislante adecuado para las necesidades específicas de la terraza. Esto puede incluir aislantes térmicos, acústicos o impermeabilizantes, dependiendo de los requisitos del proyecto y del clima local.
  3. Instalación del aislante: El aislante se coloca sobre la superficie preparada de la terraza de manera uniforme y continua. Se pueden utilizar diferentes métodos de instalación, como adhesivos especiales, fijaciones mecánicas o sistemas de capas.
  4. Sellado de juntas y bordes: Es importante sellar todas las juntas y bordes del aislante para evitar la infiltración de agua y aire. Se pueden utilizar selladores o cintas de impermeabilización para garantizar una protección completa contra la humedad y las filtraciones.
  5. Instalación de la capa de acabado: Una vez que el aislante esté correctamente instalado y sellado, se puede aplicar una capa de acabado sobre la superficie. Esto puede incluir revestimientos impermeabilizantes, baldosas, losas u otros materiales de acabado según las preferencias estéticas y funcionales del propietario.
  6. Pruebas y verificaciones: Se realizan pruebas y verificaciones para asegurarse de que el aislante esté correctamente instalado y funcione según lo previsto. Esto puede incluir pruebas de resistencia al agua, pruebas de resistencia térmica y verificaciones visuales de cualquier posible defecto en la instalación.
También te puede interesar:  Empresa de Reforma en Urbanización Ponderosa

La colocación de aislante en una terraza es un proceso importante que puede mejorar significativamente la eficiencia energética y la durabilidad de la estructura. Es importante seguir las mejores prácticas de instalación y utilizar materiales de alta calidad para garantizar resultados duraderos y efectivos.

3.Colocación de mallazo

La colocación de mallazo es una fase crucial en la preparación de superficies para diversos proyectos de construcción. Consiste en la instalación de una malla metálica, usualmente de acero, sobre el área donde se realizarán trabajos de hormigonado o pavimentación. Aquí está cómo se desarrolla brevemente este trabajo:

  1. Preparación del área: Antes de colocar el mallazo, es necesario preparar el terreno asegurándose de que esté limpio de escombros y completamente nivelado según las especificaciones del proyecto.
  2. Corte y ajuste del mallazo: El mallazo se corta y se ajusta según las dimensiones y la forma del área que va a ser reforzada. Se utilizan herramientas especializadas para asegurar que el mallazo se adapte correctamente al diseño requerido.
  3. Colocación del mallazo: Una vez que el mallazo está preparado, se coloca cuidadosamente sobre el área designada. Es importante que el mallazo quede completamente extendido y a nivel, sin arrugas ni pliegues, para garantizar una distribución uniforme del refuerzo.
  4. Fijación del mallazo: El mallazo se asegura al terreno utilizando métodos de fijación adecuados, como estacas metálicas o alambres de sujeción, dependiendo de la naturaleza del proyecto y las especificaciones del diseño.
  5. Verificación de la posición y nivelación: Se verifica la posición y la nivelación del mallazo para asegurar que esté correctamente alineado y que cumpla con los requisitos de diseño y resistencia estructural.

4. Echado de hormigón

El proceso de echado de hormigón es fundamental en la construcción de diversas estructuras de concreto. Comienza con la preparación meticulosa del sitio, asegurándonos de que esté limpio, nivelado y sin obstáculos que puedan interferir con el vertido del hormigón.

Luego, se procede a la mezcla del hormigón, combinando cemento, áridos como arena y grava, agua y posibles aditivos para mejorar sus propiedades. La mezcla debe cumplir con las especificaciones de resistencia y consistencia requeridas para el proyecto.

Una vez que la mezcla está lista, se vierte cuidadosamente sobre el área preparada utilizando equipos especializados como bombas de hormigón o camiones mezcladores. Durante este proceso, es crucial distribuir el hormigón de manera uniforme para garantizar una superficie sólida y homogénea.

Después del vertido, se compacta y nivela el hormigón para eliminar bolsas de aire y lograr una superficie lisa y uniforme. Esto se logra utilizando herramientas como vibradores de hormigón y equipos de alisado.

Finalmente, una vez que el hormigón ha sido vertido y nivelado, es necesario permitir que cure adecuadamente. El curado implica mantener el hormigón húmedo y protegido del sol y el viento durante un período de tiempo específico para que alcance su resistencia óptima.

5. Echado de mortero para posteriormente solar en terraza, jardín y escalera de entrada

El proceso de echar mortero antes de pavimentar es esencial para garantizar una base sólida y nivelada. Comienza con la preparación del área, asegurándose de que esté limpia y libre de escombros. Luego, se mezcla el mortero, que generalmente consiste en cemento, arena y agua, hasta obtener una consistencia adecuada.

Una vez preparado el mortero, se vierte sobre el área designada y se extiende uniformemente utilizando herramientas de albañilería, como llanas y paletas. Es fundamental asegurarse de que el mortero esté nivelado y bien compactado para proporcionar una base estable y resistente para el pavimento que se colocará encima.

También te puede interesar:  Reforma integral de fachada

Después de echar el mortero, es necesario permitir que cure adecuadamente antes de proceder con la colocación del pavimento. Esto implica proteger el área del mortero recién vertido contra la lluvia y el exceso de sol, y permitir que el mortero se endurezca y se fortalezca completamente.

5. Embaldosado del nuevo solado con pegolan exterior

El embaldosado del nuevo solado con pegolan exterior implica una serie de pasos importantes para garantizar un acabado resistente y duradero. Comienza con la preparación del área, asegurándose de que el sustrato esté limpio, nivelado y libre de cualquier residuo que pueda afectar la adherencia del pegolan y las baldosas.

Luego, se aplica una capa de pegolan exterior sobre el sustrato preparado. El pegolan es un adhesivo especialmente formulado para aplicaciones exteriores, que proporciona una base fuerte y flexible para las baldosas.

Una vez aplicado el pegolan, se colocan las baldosas de manera cuidadosa y precisa sobre la superficie adhesiva. Se utiliza un nivel y una maza de goma para asegurarse de que las baldosas estén perfectamente niveladas y alineadas.

Después de colocar todas las baldosas, se deja secar el pegolan según las instrucciones del fabricante. Es importante permitir suficiente tiempo de curado para que el adhesivo se adhiera completamente y garantice una unión sólida entre las baldosas y el sustrato.

Finalmente, una vez que el embaldosado ha sido completado y el pegolan ha curado adecuadamente, se pueden realizar los acabados finales, como el rejuntado entre las baldosas para sellar las juntas y mejorar la estética del solado.

Resultado final


El resultado final de la obra es un espacio transformado y mejorado que cumple con los requisitos estéticos, funcionales y de durabilidad esperados. La combinación de la preparación meticulosa del sitio, la aplicación cuidadosa del pegolan exterior y el embaldosado profesional ha dado como resultado una superficie exterior de alta calidad y atractiva.

La nueva área pavimentada no solo es visualmente agradable, sino también resistente y duradera. Las baldosas están colocadas de manera uniforme y nivelada, proporcionando una superficie estable y segura para diversas actividades al aire libre.

El uso del pegolan exterior ha asegurado una fuerte adhesión entre las baldosas y el sustrato, lo que garantiza la integridad estructural y la resistencia a las condiciones climáticas adversas.

Además, el acabado final de las juntas entre las baldosas ha mejorado la estética general y la funcionalidad al prevenir la acumulación de suciedad y facilitar el mantenimiento regular.

Colocación de vallado de cristal con postes negros y cristal opaco

La colocación de un vallado de cristal con postes negros y cristal opaco es un proceso que requiere precisión y cuidado para lograr un resultado estético y funcional. Aquí se describe brevemente cómo se lleva a cabo:

  1. Preparación del área: Antes de instalar el vallado, es importante preparar el área donde se colocará. Esto implica asegurarse de que el terreno esté nivelado y limpio de escombros u obstrucciones.
  2. Instalación de los postes: Se colocan los postes negros en los puntos designados a lo largo del perímetro donde se instalará el vallado. Los postes deben estar correctamente alineados y nivelados para garantizar la estabilidad y la uniformidad del vallado.
  3. Fijación de los postes: Una vez que los postes están en su lugar, se fijan al suelo utilizando métodos de sujeción adecuados, como cemento o tacos de expansión, dependiendo de la naturaleza del terreno y las condiciones locales.
  4. Montaje del cristal opaco: Después de que los postes estén firmemente instalados, se procede a montar el cristal opaco entre ellos. El cristal se coloca cuidadosamente en los canales previstos en los postes y se asegura correctamente para garantizar su estabilidad y seguridad.
  5. Acabado y ajustes finales: Una vez que todo el vallado de cristal está instalado, se realizan ajustes finales para asegurarse de que esté nivelado y alineado correctamente. Se pueden realizar ajustes adicionales en los postes o en el cristal según sea necesario para lograr un acabado estético y funcional.
También te puede interesar:  Reforma de cocina abierta

La colocación de un vallado de cristal con postes negros y cristal opaco proporciona una barrera segura y estéticamente atractiva para delimitar áreas exteriores mientras se mantiene una sensación de apertura y luminosidad.

Colocación de sistema de riego automático

La colocación de un sistema de riego automático es un proceso que implica varias etapas y consideraciones. Aquí se describe el proceso general:

  1. Diseño del sistema: Antes de comenzar la instalación, es fundamental realizar un diseño detallado del sistema de riego. Esto incluye determinar las áreas que serán regadas, el tipo de emisores o aspersores a utilizar, la ubicación de las válvulas de control y programadores, así como la fuente de agua y la disposición de las tuberías.
  2. Preparación del terreno: Se debe preparar el terreno donde se instalará el sistema de riego. Esto implica la limpieza de la superficie, la eliminación de obstáculos y la nivelación del terreno según sea necesario.
  3. Instalación de tuberías principales: Se instalan las tuberías principales que llevarán el agua desde la fuente hasta los diferentes sectores del jardín o área a regar. Es importante utilizar tuberías de PVC u otro material resistente y duradero.
  4. Instalación de válvulas y programadores: Se instalan las válvulas de control y los programadores que permitirán automatizar el riego según las necesidades del área y las condiciones climáticas. Estos dispositivos se colocan estratégicamente en puntos clave del sistema para facilitar su operación y mantenimiento.
  5. Instalación de emisores o aspersores: Se colocan los emisores o aspersores a lo largo de las tuberías secundarias, siguiendo el diseño previamente establecido. Estos dispositivos deben ser seleccionados de acuerdo con las necesidades de riego de cada zona y la presión del agua disponible.
  6. Pruebas y ajustes: Una vez instalado el sistema, se realizan pruebas para asegurarse de que todos los componentes funcionen correctamente y que la distribución del agua sea uniforme en todas las áreas. Se realizan ajustes según sea necesario para optimizar el rendimiento del sistema.
  7. Cobertura y protección: Finalmente, se cubren las tuberías y se protegen los componentes del sistema de riego para prevenir daños causados por el clima o actividades humanas.

La colocación de un sistema de riego automático proporciona una solución conveniente y eficiente para mantener áreas verdes y jardines bien regados y saludables. Un diseño adecuado y una instalación profesional garantizan un funcionamiento óptimo y una conservación eficiente del agua.

Contacta con nosotros

Estamos siempre disponibles, por teléfono, email o a través de nuestro formulario en la web.

Nuestro horario

De Lunes a Viernes de 11.00 h. a 14.00 h.
y de 18:00 h. a 20:00 h.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

Abrir chat
Desde Construcciones Carmona
¿En qué podemos ayudarle?