Consejos y trucos para limpiar la lavadora

¿Cuándo fue la última vez que dedicaste tiempo a la limpieza de tu lavadora? ¿Quizás crees que no es una tarea necesaria? ¿Confías en que el detergente habitual utilizado para tu ropa sea suficiente para mantener tu lavadora en perfecto estado?

La limpieza regular de tu lavadora es crucial para garantizar la frescura y la eficacia de tus prendas, así como para mantener el funcionamiento óptimo del dispositivo a lo largo del tiempo.

El mal olor, la presencia de moho, la acumulación de cal: estas son todas consecuencias desagradables asociadas con una lavadora que ha sido descuidada y no recibe la atención adecuada de limpieza.

Es fundamental evitar que estos problemas afecten tanto a tu lavadora como a tus prendas.

¿Te gustaría conocer los consejos de nuestros expertos para limpiar eficazmente tu lavadora y todos sus componentes, desde el tambor hasta el cajón, pasando por las juntas, el filtro y el cristal, sin necesidad de gastar ni un solo euro?

Descubre cómo puedes utilizar los recursos que ya tienes en casa para mantener tu lavadora en óptimas condiciones y asegurarte de que tu ropa salga siempre impecable y fresca.

Limpieza de la cesta de la lavadora

Consejos y trucos para limpiar la lavadora

La cesta alberga muchas más bacterias y suciedad de lo que puedas imaginar.

Una regla básica para evitar la proliferación de humedad y moho en la cesta es mantener la puerta abierta al finalizar cada ciclo de lavado. Evita dejar la ropa húmeda dentro de la lavadora durante periodos prolongados después del programa. Por ende, es crucial abandonar la práctica de «dejar la ropa en la lavadora durante la noche para colgarla por la mañana», ya que esto favorece la formación de bacterias. ¡Definitivamente, no quieres lidiar con eso!

Además de esta precaución, es vital limpiar el tambor al menos una vez al mes. No es necesario adquirir aditivos específicos; basta con verter un vaso de vinagre de vino blanco directamente en la cesta (sin ropa sucia, por favor) y activar un lavado al vacío a 95 grados Celsius. Esta sencilla operación, sin coste alguno, es fundamental para desinfectar periódicamente el tambor de tu lavadora.

Limpieza de la bandeja de detergente

Limpieza de la bandeja de detergente

También es fundamental limpiar la bandeja donde colocas el detergente y el suavizante de telas. Esta área, después de varios ciclos de lavado, tiende a acumular residuos de detergente y cal, lo cual puede afectar la calidad del lavado y el cuidado de tu ropa.

Aunque simple, la limpieza de esta parte requiere un poco de esfuerzo, especialmente si ha pasado mucho tiempo desde la última vez que se limpió la bandeja de la lavadora. Un método efectivo es remojar el cajón en agua caliente y bicarbonato de sodio durante al menos una hora. Esta solución ayuda a disolver la suciedad y los residuos de cal. Luego, armado con un cepillo de dientes, completa la operación de limpieza eliminando cualquier residuo restante.

Para garantizar que tu lavadora siempre desprenda un aroma agradable, al finalizar el proceso de lavado, puedes añadir unas gotas de tu aceite esencial favorito en la bandeja. Este pequeño gesto añade un toque de frescura a tus prendas y a tu lavadora.

Limpieza de los sellos de la lavadora

Es crucial realizar esta tarea al menos una vez cada dos semanas para mantener tu lavadora en óptimas condiciones.

¡Atención! Los sellos de la lavadora son uno de los componentes más propensos a acumular suciedad. Aunque no lo notes a simple vista, te invito a que pases un trozo de papel absorbente dentro del sello de goma que rodea el tambor. ¿No es una vista agradable, verdad? Sin embargo, a partir de ahora, si sigues las instrucciones de nuestros expertos en limpieza, evitarás volver a verlos tan sucios.

Para prevenir la formación de moho, la regla de oro es secar los sellos con un paño de cocina al final de cada ciclo de lavado. El agua utilizada durante el lavado tiende a acumularse en los sellos, creando condiciones ideales para la formación de moho, así que es crucial evitar la humedad estancada.

Si encuentras manchas de moho en los sellos de goma, eliminarlas es más sencillo de lo que imaginas. Queremos proponerte una alternativa a la lejía, uno de los métodos más comunes pero que, mal utilizado, puede dañar las prendas en el primer lavado. Te sugerimos crear tu propia mezcla anti-moho con 2 litros de agua, el jugo de dos limones y media taza de peróxido de hidrógeno de 30 volúmenes. Mezcla todos los ingredientes y viértelos en una botella con atomizador. Aplica la solución sobre las manchas de moho y en el exterior del sello, dejando actuar durante 5 minutos. Luego, pasa un paño seco, configura un ciclo de vacío a al menos 60 grados y dile adiós al moho.

Limpieza del filtro de la lavadora

Limpieza del filtro de la lavadora

Si no utilizas la lavadora a diario, puedes limpiar el filtro una vez al año. Sin embargo, si haces uso del aparato de manera cotidiana, incluso varias veces al día, es aconsejable hacerlo hasta dos veces al año.

Para limpiar el filtro correctamente, es fundamental conocer su ubicación. ¿Sabes dónde se encuentra el filtro de tu lavadora? Por lo general, se localiza en la parte frontal inferior y se distingue por la presencia de una pequeña puerta.

Cuando te dispongas a limpiar el filtro, asegúrate de que la lavadora esté apagada y ten a mano una bandeja o recipiente para colocar debajo de la puerta en caso de que haya fugas de agua o suciedad.

Una vez localizado, extrae el filtro y límpialo bajo el grifo con agua corriente. Posteriormente, utiliza un cepillo de dientes para aplicar una pasta compuesta por agua y bicarbonato, dejándola actuar durante unos 10 minutos. Finalmente, sumerge el filtro en una mezcla de agua caliente y vinagre durante al menos una hora para una limpieza más profunda.

Limpieza de la puerta y lavadora exterior


Para mantener tu lavadora en óptimas condiciones, es recomendable realizar una limpieza a fondo una vez al mes.

Recuerda prestar atención a los detalles y no te olvides de los ojos de buey y las partes externas. Es este toque final el que realmente marca la diferencia.

Para limpiar la tapa y la puerta de la lavadora, te sugerimos utilizar una solución natural y efectiva de agua tibia y vinagre de sidra de manzana. Simplemente rocía la solución directamente sobre la superficie y luego limpia con un paño suave. Si tu lavadora es de acero, unas gotas de limón en tu detergente natural harán que las superficies externas brillen como nuevas.

Ahora bien, ¿estás pensando en limpiar tu lavadora? ¡Genial! Pero no te quedes solo en el pensamiento, ¡actúa ahora! Todos los elementos que necesitas ya los tienes en casa, así como nuestros consejos para hacerlo de manera perfecta.

Y después de limpiar la lavadora, ¿por qué no considerar la limpieza de toda la casa? En lugar de preocuparte por estas tareas, ¿qué tal si las delegas a nuestro equipo de especialistas en limpieza?

Más posts que te puedan interesar

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja un comentario

Abrir chat
Desde Construcciones Carmona
¿En qué podemos ayudarle?